News

Retiramos más de 4 toneladas de plásticos de una zona remota de anidación de tortugas.

Jueves, Mar 14, 2019

Un esfuerzo conjunto de tres días para la limpieza de la playa entre Sea Shepherd y la organización de Cabo Verde, Biosfera, ha dado lugar a la eliminación de más de cuatro toneladas de residuos plásticos de una isla remota en Cabo Verde, en África occidental, que también es una de las áreas de anidación más grandes del mundo de tortuga boba, especie muy vulnerable.

Tortuga boba en Santa Luzia del año anterior. Foto de Simon Ager / Sea Shepherd.
Basura marina en santa luzia. Foto de Tony Fenn James / Sea Shepherd.
La tripulación de Sea Shepherd y los voluntarios de Biosfera retiran los aparejos de pesca abandonados. Foto de Tony Fenn James / Sea Shepherd.
La tripulación de Sea Shepherd y los voluntarios de Biosfera retiran los aparejos de pesca abandonados. Foto de Tony Fenn James / Sea Shepherd.
El Capitán Adam Meyerson y Tommy Melo. Foto de Tony Fenn James / Sea Shepherd.
La tripulación de Sea Shepherd y los voluntarios de Biosfera retiran los aparejos de pesca abandonados en Santa Luzia. Foto de Tony Fenn James / Sea Shepherd.
Residuos marinos cargados en el Bob Barker para su eliminación. Foto de Tony Fenn James / Sea Shepherd.
Retirada de residuos plásticos de santa luzia. Foto de Tony Fenn James / Sea Shepherd.
Las redes de pesca abandonadas bloquean el camino de las tortugas marinas que anidan. Foto de Tony Fenn James / Sea Shepherd.
El barco Jairo Mora Sandoval en Santa Luzia. Foto: Tony Fenn James/Sea Shepherd.

Trabajando a bordo del barco de Sea Shepherd Bob Barker y Jairo Mora Sandoval, un barco otorgado a Biosfera por Sea Shepherd en 2016, más de 40 voluntarios locales e internacionales retiraron resíduos marinos de las playas de la isla de Santa Luzia preparando la zona para la llegada de tortugas marinas que, de no ser por la retirada de redes abandonadas, verían comprometido su anidamiento en junio.

Entre septiembre y diciembre de 2018, Biosfera registró 5.500 nidos de tortugas marinas en Santa Luzia, lo que convierte a la isla protegida en una de las áreas de anidación más grandes del mundo para tortugas bobas. Cabo Verde es el tercer sitio más grande para poner huevos en el mundo.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) enumera a la tortuga boba como vulnerable, a un paso de estar en peligro de extinción, con una disminución de la población debido a la caza furtiva y el enredo en los aparejos de pesca. Seis de las siete especies de tortugas marinas están clasificadas como amenazadas o en peligro de extinción.

Aproximadamente el 80% de los residuos plásticos retirados de Santa Luzia fueron equipos de pesca abandonados.

Los residuos de plástico se enviarán al puerto de Cabo Verde de Mindelo para mostrar la urgencia de proteger la vida marina única de Cabo Verde en un evento que incluirá medios de comunicación locales y políticos.

La isla de Santa Luzia es parte de la Reserva Marina de Santa Luzia en Cabo Verde, una bioregión de importancia ecológica visitada por Charles Darwin en la histórica expedición HMS Beagle que lo llevó a las Islas Galápagos y sentó las bases para El Origen de las Especies.

El Jairo Mora Sandoval lleva el nombre del ecologista fallecido que fue asesinado por cazadores furtivos cuando protegía los nidos de tortuga baula en la provincia de Limón, Costa Rica.

Equipo de limpieza de la playa de Santa Luzia. Foto de Tony Fenn James / Sea Shepherd.
Compartir

Noticias relacionadas

Please rotate
your device