Commentary

La flota de Sea Shepherd en confinamiento voluntario

Lunes, Mar 30, 2020

"Siguiendo las recomendaciones de nuestros asesores médicos, todos los barcos de Sea Shepherd Global, actualmente en puerto- entre estos el Ocean Warrior, Bob Barker y Sam Simon-, van a proceder a realizar un periodo de confinamiento voluntario durante los próximos 14 días, para asegurar la seguridad de las tripulaciones y como gesto solidario "frenando la curva" hacia los profesionales de la salud, reduciendo una posible carga de trabajo para estos" Comentario de Peter Hammarstedt, Director de Campañas de Sea Shepherd Global.

Captain Peter Hammarstedt. Photo by Tony Fenn James/Sea Shepherd Global.

Durante casi medio siglo de campañas en el mar, nuestros capitanes y tripulaciones están acostumbrados a enfrentarse a la incertidumbre, ya sea por la imprevisibilidad del clima y las peligrosas condiciones de hielo, o la volatilidad de los furtivos.

Ahora, por primera vez, se enfrentan a un adversario invisible, uno que todos enfrentamos juntos, la amenaza de COVID-19, más comúnmente conocido como el coronavirus.

En cada campaña que habeis apoyado, desde la frígida Antártida hasta el caluroso Golfo de Guinea, los buques han contado con un oficial médico, encargado de asegurar la buena salud de nuestros voluntarios. Esos Oficiales Médicos están ahora luchando en el frente de la batalla ccontra el COVID-19; debemos apoyarlos ahora como ellos nos apoyaron en algunas de las aguas más remotas del mundo.

Crew of Sea Shepherd's Sam Simon.

Siguiendo las recomendaciones de nuestros asesores médicos, todos los barcos de Sea Shepherd Global, actualmente en puerto- entre estos el Ocean Warrior, Bob Barker y Sam Simon-, van a proceder a realizar un periodo de confinamiento voluntario durante los próximos 14 días, para asegurar la seguridad de las tripulaciones y como gesto solidario "frenando la curva" hacia los profesionales de la salud, reduciendo una posible carga de trabajo para estos.

Como la mayoría de nuestros seguidores saben, Sea Shepherd Global se ha asociado con países de todo el continente africano para combatir la pesca ilegal, asociaciones que han resultado en el arresto de 52 barcos por delitos de pesca, salvando innumerables especies de fauna marina. Las autoridades sanitarias de casi todos nuestros países asociados han registrado casos de COVID-19 y como resultado esos gobiernos están implementando sabiamente restricciones de viaje. También es en solidaridad con ellos, y con nuestros amigos y compañeros de allí, que hemos decidido realizar este aislamiento voluntario.

La naturaleza aborrece el vacío y siempre que hay caos, los furtivos se mueven para llenar el vacío. Cuando la enfermedad del virus del Ébola golpeó a Liberia, fue cuando los barcos de arrastre ilegales llegaron por docenas.

Crew of Sea Shepherd's Bob Barker

Por lo tanto, tenemos la obligación, unos con otros, con las criaturas del mar y con nuestros valores compartidos, de salir de esta pandemia más fuertes que cuando entramos en ella. El confinamiento voluntario es la mejor táctica para asegurar que salgamos de esta crisis en marcha.

Nuestros capitanes y tripulaciones pasarán este tiempo preparando nuestros barcos para salir al mar tan pronto como sea seguro hacerlo. Después de la campaña en el mar, nuestros barcos requieren mucho mantenimiento, así que nuestras tripulaciones están ocupadas preparando los barcos para su próxima misión.

Hasta entonces, esta pausa temporal en nuestras patrullas en el mar es una oportunidad para reflexionar sobre nuestros muchos éxitos en el último año. La Gran Bahía Australiana está libre de la perforación petrolera en alta mar después de que la última de las tres compañías petroleras que competían por un permiso se retirara. Las aguas de la Antártida son finalmente un santuario para la vida silvestre marina, tanto en nombre como en práctica, ya que este fue el primer verano austral durante el cual la Antártida estuvo libre de la caza ilegal de ballenas y de la pesca ilegal. Cuatro arrastreros arrestados en Benin a principios de diciembre, siguen detenidos en el puerto de Cotonú. Lo que logramos frente a la costa de la Antártida, lo lograremos con el apoyo de nuestros socios del gobierno en África occidental y oriental: el fin de la pesca furtiva.

Al igual que cuando comenzó la persecución del buque pesquero Thunder, buscado por la Interpol, en 2014, no sabemos cuándo terminará esta situacion, pero lo que sí sabemos es que terminará. Cuando lo haga, nuestra persecución de furtivos continuará con nosotros más sabia, saludable y fuerte que nunca.

Crew of Sea Shepherd's Ocean Warrior
Compartir

Noticias relacionadas