Commentary

Paradisíaca isla francesa bajo la amenaza de furtivos ilegales

Lunes, Jul 10, 2017

Una playa popular con turistas durante el día se ha convertido en un matadero durante la noche, ya que las tortugas marinas que llegan a la costa para poner sus huevos son violentamente asesinadas por furtivos con completa impunidad. Una actualización de la campaña Operación Nyamba, realizada por la presidenta de Sea Shepherd Francia, Lamya Essemlali.

ATENCIÓN: CONTENIDO EXPLICITO

A volunteer inspects the carcass of a turtle left by fleeing poachers. Photo Sea Shepherd.

Menos de dos semanas después de las horribles fotografías tomadas de las tortugas asesinadas en las islas francesas de Mayotte, nuestro equipo detuvo otra matanza la noche del viernes 27 de julio, siendo esta todavía más violenta. Cuando nuestro equipo de voluntarios llegó a la playa conocida como Moya 1, uno de los más populares y turísticos sitios en la isla Petit Terre, un vehículo 4x4 con las luces apagadas esperaba para recoger la carne de tortuga. Allí debería haber habido guardas para proteger las tortugas que llegaban para depositar sus huevos.

Conforme nuestros voluntarios llegaron, se encontraron dos tortugas desgarradas con sus huevos dispersos por la arena. Los furtivos huyeron para esconderse en una colina con visual en la playa, y una vez allí empezaron a tirar piedras de gran tamaño a los voluntarios, las cuales casi rozaban sus cabezas. Nadie resultó herido, sin embargo los furtivos también prendieron fuego al coche de nuestro equipo. No hubo señal alguna de los guardas, quienes supuestamente estaban allí patrullando las playas.

A female sea turtle killed by poachers on Moya 1 Beach, Mayotte. Photo Sea Shepherd.
The gutted carcass of a sea turtle who came ashore to lay her eggs. Photo Sea Shepherd.
The discarded body of a sea turtle killed by poachers on the beach at Mayotte. Photo Sea Shepherd.
The knife of a poacher left behind after being interrupted by Sea Shepherd volunteers. Photo Sea Shepherd.
Unfortunately the turtles were killed before being able to lay their eggs. Photo Sea Shepherd.

“No nos daremos por vencidos en Mayotte. Y si muchas veces declaramos que daríamos nuestras vidas por las ballenas, estamos igualmente listos para hacer lo mismo por las tortugas”.

Líder de la campaña Operación Nyamba y presidenta de Sea Shepherd Francia, Lamya Essemlali.

A pesar de la intervención de la policía, quien respondió a nuestra llamada y nos ayudó a incautar parte de la carne de tortuga dejada atrás por los cazadores furtivos, no se pudo realizar ningun arresto. Aunque los tres oficiales estuvieron suficientemente dispuestos y fueron lo suficientemente valientes como para venir a asistirnos, la seguridad en la playa esa noche fue sorprendentemente insuficiente comparándola con el nivel de la amenaza.

Francia sigue haciendo la vista gorda en relación a la violenta crisis social y económica en Mayotte. Francia esta dejando este territorio transoceánico perecer, un lugar que es el hogar de uno de los lagos más grandes del mundo, rico en biodiversidad local. La única ley que parece prevalecer en esta isla, es la ley de la jungla. Esta condición a causado un caos
social y medioambiental, el cual es difícil de imaginar en la Francia continental. Habiendo sido una vez un verdadero paraíso, Mayotte se ha convertido en el infierno sobre la tierra.

Sea Shepherd lanzó la Operación Nyamba en respuesta a las voces de ayuda de los locales, quienes no quieren que su isla perezca ante la indiferencia y es con ellos con quien hemos tomado acciones, mano con mano. A pesar de que las circunstancias en el campo han resultado ser peores y más dramáticas de lo que esperábamos, esta situación solo ha reforzado nuestra determinación.

Ver el vídeo (debajo):

Compartir