News

Sea Shepherd ayuda a las autoridades gabonesas a detener un barco pesquero por ocultar la pesca incidental de especies en peligro de extinción

Lunes, Sep 18, 2017

En 1990 se creó la etiqueta "Dolphin Safe" tras la protesta pública por el número de delfines muertos en las redes de pesca atuneras. Más de 25 años después, las especies no objetivo y a menudo en peligro de extinción siguen muriendo a causa de la pesca incidental en las redes de pesca de atún en todo el mundo. En Gabón, donde se pesca atún aleta amarilla en las mismas aguas repletas de delfines, tortugas, rayas y tiburones, la captura incidental es un hecho común que no sólo se evita en raras ocasiones, sino que a menudo no es reportado por los buques.

Endangered hammerhead shark captured in a tuna net. Photo by Tara Lambourne/Sea Shepherd

Este verano, los funcionarios encargados de la aplicación de la ley en materia de pesca de Gabón descubrieron que no se había declarado sistemáticamente la captura incidental a bordo del buque pesquero con pabellón de El Salvador (F/V) Montecelo durante una visita e inspección de rutina asistida por la Armada Gabonesa y Sea Shepherd. El hecho de no declarar las capturas accesorias constituye una violación de la legislación gabonesa, ya que la vigilancia de las capturas accesorias es un componente fundamental para medir el impacto ambiental total de una pesquería.

Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley observaron una tortuga marina, un tiburón martillo grande, un tiburón azul y siete tiburones sedosos arrastrados a bordo del cerquero junto con la captura objetivo de atún. Todos los tiburones estaban muertos cuando fueron arrojados por la borda, incluyendo el tiburón martillo y los tiburones sedosos, que se encuentran en peligro de extinción.

El 9 de agosto, el barco de Sea Shepherd M/Y Bob Barker permaneció en el F/V Montecelo y documentó seis tiburones descartados como pesca incidental.

The F/V Montecelo and Sea Shepherd's Bob Barker in Gabonese waters. Photo bt Tara Lambourne/Sea Shepherd.

Cuando el F/V Montecelo fue abordado por segunda vez dos días después, los registros mostraron que dos tiburones martillo en peligro de extinción desde ese día, así como los seis tiburones del día anterior, no estaban documentados como se requiere. Como resultado, se han iniciado procedimientos de infracción contra el F/V Montecelo, con tres posibles repercusiones: una multa, una suspensión de su licencia de pesca actual, y/o la no renovación de su licencia de pesca para el próximo año.

En el interrogatorio, el capitán del F/V Montecelo afirmó que no se había informado de la captura incidental porque había estado "demasiado ocupado", "no sabía que era necesario" y, aparte de eso, que "no era capaz de identificar la especie".

El descubrimiento de Sea Shepherd a bordo del F/V Montecelo es parte de un problema a gran escala descubierto por la Operación Albacore de no declaración y subdeclaración de capturas incidentales por parte de los barcos de pesca de atún en
aguas gabonesas.

El Bob Barker ha estado realizando patrullas en la región desde mayo como parte de la Operación Albacore, una campaña para combatir la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR), bajo la dirección del Gobierno de Gabón. A través del seguimiento y la documentación, Sea Shepherd está ayudando a las autoridades gabonesas en sus esfuerzos por mitigar la mortalidad incidental y las lesiones graves causadas como resultado de la captura incidental.

Tuna fishing net being hauled up to the F/V Montecelo deck. Photo Tara Lambourne/Sea Shepherd.
The F/V Montecelo pulling up its fishing nets. Photo Tara Lamboune/Sea Shepherd.
Compartir