News

Las medidas del Gobierno Francés para proteger a los delfines se quedan cortas.

Miércoles, Feb 24, 2021

El 14 de enero de 2021, el Ministerio del Mar Francés publicó su plan de acción para combatir las capturas accidentales de delfines y otros pequeños cetáceos frente a la costa atlántica. Este plan de acción compuesto por siete puntos parece ambicioso, pero en realidad, la mayoría de estos compromisos ya existen en la legislación Francesa (algunos desde hace casi una década), y otros ya han demostrado su ineficacia.

Sea Shepherd display dolphins killed in fishing nets in front of the French Parliament. Photo Sea Shepherd.

Siete No-Compromisos Asumidos en 2021 por el Gobierno Francés, la Industria Pesquera y los Científicos.

1. Hacer obligatoria la notificación de todas las capturas accidentales. Esto está en vigor desde enero de 2019 con el fin de recoger datos precisos para una mejor comprensión de la interacción entre las actividades pesqueras y los pequeños cetáceos.

Sin embargo... esta medida fue adoptada en julio de 2011 y supuestamente aplicada desde enero de 2012. Pero el gobierno no creó las herramientas necesarias para registrar estas declaraciones hasta 2019, es decir, siete años después. Desde diciembre de 2020, solo se han registrado 28 declaraciones en el mismo lapso de tiempo en el que casi 450 delfines han aparecido muertos, varados en las playas.

2. Llevar un registro de los varamientos (delfines muertos arrastrados a la costa), publicar los datos y dar cuenta de los progresos realizados por las iniciativas. Desde mediados de diciembre de 2020, se está publicando un boletín informativo bimensual en el sitio web del Ministerio del Mar. Esto debería garantizar un seguimiento claro y transparente de la evolución del fenómeno de los varamientos de delfines y de los progresos realizados por las iniciativas.

Sin embargo... estos informes quincenales ya se publicaban desde diciembre de 2019 en la página web del Ministerio de Alimentación y Agricultura Francés.

3. Equipar a todos los arrastreros que interactúan con los cetáceos con dispositivos acústicos de disuasión (pingers) y fomentar el desarrollo de soluciones técnicas. Esto entró en vigor el 1 de enero de 2021. Hasta la fecha hay 87 buques equipados con emisores de ultrasonidos. Se están realizando dos estudios científicos con el CNPMEM y la Universidad de Montpellier para desarrollar nuevas tecnologías disuasorias.

Sin embargo... los arrastreros Pelágicos ya están obligados a utilizar pingers desde enero de 2020. Además, el uso de estos emisores de ultrasonidos supone ahuyentar a los delfines de sus zonas de alimentación y de su hábitat natural.

4. Implementar programas de vigilancia aérea. Esto comenzó en el invierno de 2020-21, con tres meses de sobrevuelos para estimar la abundancia y el área de distribución de la población de delfines comunes en el Golfo de Vizcaya con un coste de 500 mil euros.

Sin embargo... Los programas de observación aérea ("SAMM") ya existen desde 2011, por lo que esto es simplemente una continuación de un programa existente.

5. Probar a instalar cámaras a bordo de los buques de pesca con redes de enmalle en el Golfo de Vizcaya con el fin de obtener conocimientos científicos. Comenzó en febrero de 2021, con el objetivo de equipar con estas cámaras 20 barcos de forma voluntaria, para conocer mejor las causas de las capturas accidentales. El presupuesto para 2021 es de 1,5 millones de euros.

Sin embargo... Cinco buques voluntarios ya están equipados con cámaras, por lo que la medida consiste en convencer a 15 buques más para que participen, lo que representa sólo el 0,04% del total de la flota pesquera. Estas cifras no son muy ambiciosas teniendo en cuenta el riesgo que hay para los delfines. Algunos países, como Australia, han establecido la obligatoriedad de las cámaras de vídeo a bordo de todos los buques pesqueros, para controlar los métodos de pesca destructivos.

6. Desarrollar un proyecto internacional conjuntamente con España y Portugal sobre capturas accidentales de cetáceos. Está previsto que comience en marzo de 2021. El objetivo de esta iniciativa es desarrollar mejores estimaciones de la población y formas de limitar las interacciones, mediante el intercambio de conocimientos científicos e innovaciones entre los tres países.

Sin embargo... el intercambio de datos ya existe entre Francia, España y Portugal. Lo que necesitamos ahora es que estos países respeten las directrices europeas y actúen con rapidez.

7. Llevar a cabo una campaña de observación voluntaria de la pesca a bordo de buques arrastreros y de redes de enmalle. El período previsto para ello va desde diciembre de 2020 a abril de 2021. Hasta la fecha, se han observado 1.000 pescas con un total de 1.375 días en el mar por parte de 40 observadores (32 que fueron contratados durante el invierno de 2020-21), con un presupuesto de 1 millón de euros.

Sin embargo... la presencia de observadores a bordo de los barcos de pesca se basa totalmente en la buena voluntad de los pescadores. Sea Shepherd entrevistó a un observador que prefirió permanecer en el anonimato por miedo a las represalias, sobre las presiones y amenazas a las que se enfrentan al intentar hacer su trabajo.

"Estas medidas presentadas como compromisos firmes por parte del Ministerio del Mar son cortinas de humo. Frente a la irresponsabilidad de nuestros políticos, nos corresponde a nosotros, consumidores y votantes, cambiar nuestros hábitos alimentarios y votar a personas que estén a la altura de los desafíos ecológicos actuales."

Lamya Essemlali, Presidenta de Sea Shepherd Francia
Compartir