News

Sea Shepherd vuelve a la patrulla contra la pesca furtiva después de tres meses en cuarentena

Miércoles, Jul 15, 2020

Después de tres meses de medidas de cuarentena tomadas para detener la propagación del COVID-19, los barcos de Sea Shepherd, Bob Barker y Sam Simon, han dejado el puerto y se dirigen de nuevo a patrullar las aguas del continente africano, mientras Sea Shepherd reanuda las asociaciones con el gobierno para reducir los incidentes de pesca ilegal que se cree que se han extendido durante la pandemia global.

 

The crew of the Sam Simon bid farewell to the Bob Barker as it leaves port. Photo by Tara Lambourne/Sea Shepherd

Aunque los datos sugieren que la actividad pesquera global ha disminuido en un 10% desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara al COVID-19 como pandemia, ha aumentado la preocupación de que la suspensión de los programas de observación de las industrias pesqueras -y la reducción de los controles que han hecho posible las patrullas en el mar- hayan dado lugar a un aumento de la actividad de pesca ilegal no declarada y no reglamentada (INDNR).

El 30 de marzo, Sea Shepherd Global, siguiendo el consejo del Consejo Médico Asesor de Sea Shepherd, decidió poner en cuarentena al Bob Barker, al Sam Simon y al Ocean Warrior en el puerto por la seguridad de las tripulaciones y en un esfuerzo por aplanar la curva en solidaridad con los profesionales de la salud de todo el mundo. Ese tiempo en el puerto ha sido bien empleado, llevando a cabo un trabajo de mantenimiento crítico a la vez que se creaban políticas y procedimientos para salvaguardar a las tripulaciones de Sea Shepherd, a los socios del gobierno y a los pescadores para cuando las patrullas para detener la pesca ilegal pudieran reanudarse con seguridad.

Sam Simon small boats. Photo by Flavio Gasperini/Sea Shepherd

La salida del Bob Barker y Sam Simon de puerto supone un gigantesco esfuerzo por parte de los capitanes, tripulaciones, personal, donantes y partidarios de Sea Shepherd para preparar dos barcos para las patrullas anti-pesca furtiva a pesar de los muchos retos logísticos que suponen los cierres y las restricciones de viaje. Aunque todavía no se pueden dar a conocer los destinos de ambas embarcaciones, la reanudación de las patrullas es una grata noticia para la vida silvestre, los parques marinos y los pescadores tradicionales cuyo sustento se ve amenazado por la pesca industrial. 

Captain Alistair Allan on the bridge of the Sam Simon. Photo Tara Lambourne/Sea Shepherd

"Mientras los países continúan luchando contra la propagación del COVID-19, Sea Shepherd ha recibido informes sobre el aumento de la actividad pesquera en las aguas de los países con los que estamos orgullosos de haber colaborado en la lucha contra la pesca IUU. COVID-19 ha creado un vacío de aplicación de la ley en el mar, un vacío que Sea Shepherd puede ahora ayudar a nuestros socios del gobierno a llenar gracias al duro trabajo de nuestros capitanes y tripulación y a la generosidad de nuestros donantes que han continuado apoyando a Sea Shepherd durante estos tiempos de incertidumbre"

Capitán Peter Hammarstedt, Director de Campañas de Sea Shepherd.
Dolphins spotted off the bow of the ship. Photo by Michael Rauch/Sea Shepherd.

"A medida que nuestra nueva realidad nos abre los ojos a la necesidad de proteger la naturaleza, la apasionada tripulación de Sea Shepherd está más decidida que nunca a combatir la pesca IUU. Junto con nuestros socios gubernamentales acabaremos con la pesca ilegal y con los codiciosos operadores responsables de la continua destrucción de nuestro mundo natural" dice el Capitán Alex Cornelissen, CEO de Sea Shepherd Global.

Desde 2016, Sea Shepherd ha estado trabajando en colaboración y cooperación con los gobiernos de Gabón, Liberia, Santo Tomé y Príncipe, Tanzania, Benín, Namibia y Gambia para combatir la pesca IUU proporcionando el uso de buques de patrulla civil de alta mar a los países socios africanos para que las autoridades puedan hacer cumplir las regulaciones de las industrias pesqueras y las leyes de conservación en sus aguas soberanas. Hasta la fecha, estas singulares asociaciones han dado lugar a la detención de 52 buques por pesca ilegal y otros delitos relacionados con la pesca.

¡Dona fondos para ayudarnos a poder retomar estas importantes campañas!

Compartir