News

Sea Shepherd intercepta en aguas australianas a los pesqueros furtivos que escaparon de la armada neozelandesa

Lunes, Feb 02, 2015

Hoy aproximadamente a las 1130 AEDT, el barco de Sea Shepherd Sam Simon interceptaba a los dos pesqueros furtivos de merluza negra Yongding y Kunlun, dos de los tres pesqueros que escaparon de la armada neozelandesa el pasado mes tras haber sido sorprendidos pescando ilegalmente en aguas al oeste del Mar de Ross.

The poaching vessel, Yongding, turned toward the Sam Simon, missing a collision by 10 metres. Photo: Jeff Wirth

Los dos buques fueron interceptados en aguas australianas a 66˚ 39S 063˚ 43E con equipo de pesca prohibido en sus cubiertas. El área está gestionada por Australia de conformidad con sus obligaciones internacionales como miembro de la Comisión para la Conservación de los Recursos Marinos Vivos Antárticos (CCAMLR).

La interpol había emitido notificaciones moradas para el Yongding y el Kunlun y están en la lista negra de pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR) de la CCAMLR. Ambos buques ondeaban bandera de Guinea Ecuatorial en el momento en que fueron localizados.

El Capitán del Sam Simon, Sid Chakravarty, se comunicó por radio con los pesqueros ordenándoles salir de la región. Entonces el Yongding viró directamente hacia el Sam Simon, que pudo evitar la colisión por solo 10 metros.

El Capitán Chakravarty decía: "Es la segunda vez en el último mes que tanto el Yongding como el Kunlun han sido sorprendidos en aguas australianas. Ambos buques tienen un largo historial de violaciones pesqueras y las acciones agresivas del Yongding indican que esconden algo. Está muy claro que los gobiernos de Australia y Nueva Zelanda no deberían haber perdido de vista a estos buques cuando fueron hallados por primera vez."

Se cree que el Yongdingy el Kunlun, junto con el otro pesquero furtivo interceptado por la armada neozelandesa, el Songhua, están presuntamente vinculados con el gremio delictivo español Vidal Armadores.

GPS coordinates show the poaching vessel Kunlun inside Australia's EEZ. Photo: Jeff Wirth
One of the two poaching vessels located today by the Sam Simon in Australian waters. Photo: Giacomo Giorgi
The poaching vessel, Kunlun, crosses the bow of the Sam Simon. Photo: Jeff Wirth

El 13 de enero, a petición del gobierno neozelandés, la interpol emitió tres notificaciones moradas para los tres pesqueros furtivos por presunta actividad pesquera ilegal y delitos relacionados con ésta. La información publicada por Interpol sugiere que los tres buques están operando en colusión.

Sea Shepherd ha criticado de nuevo al gobierno australiano, quien hasta ahora no ha respondido a la presencia de los pesqueros furtivos en sus aguas.

El Capitán Sid Chakravarty decía: "La inacción por parte del gobierno australiano, que ha elegido no asumir la persecución después de que el HMNZS Wellington se viera obligado a regresar a puerto, ha permitido a los furtivos merodear libremente por estas aguas, lo que ha provocado que los furtivos sigan saqueando la Antártida de sus poblaciones vulnerables de merluza negra. En respuesta a esta tímida reacción por parte de Australia, los furtivos han demostrado no tener inquietud alguna ante su posible detención así como su desprecio a la autoridad. El Sam Simon está decidido a bloquear las operaciones pesqueras del Yongding y el Kunlun, siendo de nuevo Sea Shepherd la última línea de defensa para la vida marina de la Antártida."

El Yongding y el Kunlun son dos de los seis pesqueros furtivos, a los que Sea Shepherd llama Bandit Six, que se sabe están involucrados en pesca INDNR de merluza dentro del área la CCAMLR en el Océano Austral.

El 16 de enero, el Sam Simon concluyó la descomunal operación de recuperación de las redes de enmalle ilegales después ser abandonadas por otro de los seis furtivos, el Thunder, de bandera nigeriana. Durante tres semanas se recuperaron más de 70 km de red y fueron devueltos al mar más de 1.400 peces, con un peso total de 50.000 kilogramos.

En estos momentos el barco de Sea Shepherd Bob Barker sigue con su persecución de récord al furtivo Thunder, que hoy entra en su 47º día.

Los pesqueros furtivos son el centro de la actual campaña Operación Icefish para la defensa del Océano Austral de Sea Shepherd.

Desde su comienzo en diciembre del año pasado, la Operación Icefish es la 11ª Campaña de Defensa del Océano Austral de Sea Shepherd y la primera que combate la pesca ilegal, no regulada no reportada de merluza negra en aguas de la Antártida.

PÁGINA PRINCIPAL DE LA OPERACIÓN ICEFISH

Compartir