News

Detenido en Malasia el pesquero furtivo de merluza negra "Viking" buscado internacionalmente

Domingo, Mar 29, 2015

La pesca ilegal en el Océano Austral ha recibido otro duro golpe con la detención en Malasia del pesquero furtivo con pabellón nigeriano Viking.

Detenido por violaciones del derecho marítimo de Malasia, las autoridades de Malasia han informado que el Viking será investigado por supuesta pesca ilegal, no regulada y no reportada (INDNR).

El buque fue detenido con 18 tripulantes a bordo (un chileno, dos peruanos y 15 indonesios). El Capitán del buque, cuya nacionalidad se desconoce, ha sido arrestado.

El Viking es uno de los pesqueros INDNR que quedan, a los que Sea Shepherd llama Bandit Six, que se sabe se dedican a la pesca de merluza negra en aguas de la Antártida y el segundo de los seis detenido este mes por las autoridades.

El barco de Sea Shepherd Bob Barker está inmerso actualmente en una persecución de récord al más infame deL Bandit Six, el Thunder, que antes de serle retirado su registro la semana pasada también enarbolaba pabellón de Nigeria.

El Viking, al igual que sus cinco homólogos, tiene un largo historial de pesca ilegal. En 2013, el pesquero, entonces llamado Snake, fue el primero para el que Interpol emitió una notificación morada a petición de las autoridades noruegas por infracciones relacionadas con la pesca. Se sospecha que los propietarios y operadores del buque han infringido las leyes y reglamentos nacionales así como convenios internacionales en su participación en el fraude y delitos relacionadas con la pesca.

Aunque Sea Shepherd aplaude la detención del Viking, la organización hace un llamamiento a las autoridades competentes para que aseguren que los propietarios y oficiales del buque son juzgados, el buque desguazado y su captura confiscada.

El Capitán del Bob Barker, Peter Hammarstedt, decía: "En mayo de 2014 el Thunder fue detenido en Malasia. A pesar de ser hallado culpable de actividad pesquera ilegal, el buque quedó libre y se le permitió reanudar sus operaciones ilegales después de pagar una pequeña multa. Siete meses después, mi tripulación y yo interceptamos al Thunder en el banco Banzare de la Antártida, involucrado nuevamente en actividad pesquera ilegal. Son delincuentes experimentados y reincidentes que no se dejarán desalentar por un tirón de orejas. La única forma de garantizar que el Viking no vuelve a saquear el Océano Austral es que sea incautado y los operadores y oficiales sean arrestados por sus delitos."

Además de los delitos pesqueros, Sea Shepherd pide a las autoridades de Malasia que investiguen las posibles violaciones de derechos humanos a bordo del Viking.

The Viking is the 2nd of the “Bandit 6” poaching vessels to be detained this month. (Image courtesy CCAMLR)

El Capitán Sid Chakravarty del barco de Sea Shepherd Sam Simon decía: "La semana pasada, Sea Shepherd informó del intento de suicidio de un tripulante indonesio a bordo del furtivo Thunder. Hemos pedido asesoramiento a expertos en derechos humanos y nos han informado que con toda probabilidad el intento de suicidio estuvo relacionado directamente con las condiciones precarias y de explotación que se están sufriendo a bordo del furtivo. En vista de ello y de la amplia información que indica que las operaciones pesqueras INDNR están sustentadas por un desenfrenado comercio de esclavos, pedimos a las autoridades de Malasia que hablen con los 15 tripulantes a bordo del Viking e investiguen exhaustivamente la probabilidad de que estén ocurriendo violaciones de los derechos humanos."

Por otro lado las autoridades tailandesas han confirmado que el Capitán del pesquero furtivo Kunlun, que en febrero fue expulsado por el Sam Simon de sus lugares de pesca dentro de aguas australianas, ha sido acusado de dar información falsa de la captura, reportando 182 toneladas de merluza negra antártica como mero. El Capitán del furtivo, Jose Alberto Zavaleta Salas, también se enfrenta a cargos por falsedad en la información del pabellón y registro del barco.

El responsable que ha recibido el pescado, South Services Co Ltd., también ha sido acusado por su implicación en la importación ilegal de pescado a Tailandia.

El Capitán Sid Chakravarty ha elogiado a Interpol por sus esfuerzos a la hora de dirigir las investigaciones del Viking, el Thunder y el Kunlun.

"Interpol ha emitido notificaciones moradas para los tres buques que están siendo investigados en estos momentos. Con ello, el proyecto SCALE del programa de Interpol sobre Delitos contra el Medio Ambiente se ha movilizado para aunar la cooperación internacional para combatir la pesca furtiva en el Océano Austral. Con su experiencia, los investigadores nacionales tienen ahora la oportunidad de investigar los delitos pesqueros para lograr el enjuiciamiento de estos buques. Desde aguas de África Occidental a las costas de Mauricio y ahora en los puertos de Tailandia y Malasia, Interpol está encabezando las labores para acabar con estos furtivos," dice.

Los buques furtivos son el objetivo de la 11º campaña de Sea Shepherd en el Océano Austral, Operación Icefish.

PÁGINA PRINCIPAL DE LA OPERACIÓN ICEFISH

Compartir